Jun 7, 2013

Cómo identificar a un Community Manager ¿Qué habilidades ha de tener?

¿Quieres convertirte en Community Manager?, ¿Has pensado en incorporar en tu empresa o negocio un puesto que desempeñe esta labor?, pues entonces presta a tención a las siguientes líneas.

La figura del Community Manager parece tener un buen augurio en el futuro del Social Media. Según un estudio realizado por el IESE Business School en 2012 , el 64% de las empresas incluye los medios sociales en sus planes de marketing. Sin embargo, su uso aún es algo incipiente y experimental, con pocos recursos tanto humanos como financieros. Así lo muestran los datos recogidos por puromarketing.com, donde un 55,84% de las empresas desarrolla estrategias de marketing online de forma personal. El 19,48% las delegan a agencias externas especializadas en el sector. Tan sólo un 7,79% de las empresas desarrolla estas estrategias con profesionales cualificados y un 16,88% tienen vistas de contratar a uno.

Ahora bien, en algunas ocasiones, al CM se le otorga una importancia excesiva, incluso hay que reconocer que se le han asociado responsabilidades y tareas que no le competen y le hacen parecer una figura de superhéroe 2.0 que puede con todo. ¿Desconocimiento o abuso?. Así que, pongamos un poco de luz sobre las cualidades que un buen maestro del Social Media debe que tener.


Aptitudes

Experiencia en Redes Sociales: que nuestro empleado tenga blog o cuenta en Twitter es cuanto menos interesante, pero para un Community Manager esto no basta. No solo ha de conocer las redes, sino llevar tiempo manejándolas. Es decir, ha de ser un “Heavy Users” de los medios sociales que considere apropiados y estar al día de todo lo que pasa en la industria, cuáles son los canales más adecuados y quiénes son sus líderes.

Destreza comunicativa: puede parecer obvio, sin embargo una gramática inadecuada es inexcusable en las cuentas de Social Media de una compañía. Lo ideal es que el CM tenga un perfil de comunicación y por lo tanto domine el lenguaje y sepa trasmitir ideas de manera concisa y atractiva.

Conocimientos de marketing, publicidad y comunicación corporativa para entender los objetivos de negocio de la empresa y saber plasmarlos en sus estrategias, además de sacar partido a aplicaciones y herramientas.

Y no olvidemos que trabajamos en un área de cambios constantes, así que todo Community ha de seguir una formación continua.


Actitudes

Saber escuchar y conversar: Con una buena investigación y monitorización, tiene que determinar qué es lo que está funcionando y lo qué no, para crear comunidad alrededor de una marca y captar y fidelizar a clientes potenciales.

Visión a corto y largo plazo: un buen Community Manager, ha de pensar en el día a día con capacidad para trabajar en el momento y reaccionar ágilmente a las conversaciones que se desarrollen en la red, pero sin perder de vista el futuro. El CM ideal es quien combina las estrategias a largo plazo con su trabajo diario y consigue alcanzar las metas del negocio.

Un punto de Coolhunter: es importante ser un buscador de tendencias y detectar qué mensajes pueden ser referenciados e interesantes para la audiencia.

Estar siempre “on”: en esta profesión no hay un horario de oficina, ya que las comunidades online funcionan en tiempo real. Pese a que el trabajo durante este tiempo disminuya, una pregunta o comentario importante publicado el sábado no puede esperar a ser resuelto hasta el lunes por la mañana. Hay que entender esto y estar dispuestos a comprometerse con el trabajo a cualquier hora y cualquier día.

Evangelizador: Ha de estar comprometidos con la causa social y divulgar la importancia de las redes tanto dentro de la empresa como fuera de ella.

Capacidad para trabajar en equipo: Habrá veces en las que el Community Manager trabaje en solitario, lo cual no significa que no exista la necesidad de trabajar en equipo, ya que toda empresa requiere de diferentes perfiles para construir sus estrategias de comunicación, publicidad, marketing o ventas.

No debemos olvidar que el objetivo de los medios sociales es la relación entre personas, a las que debemos respetar y, como Community Managers, aplicar una serie de valores éticos como: humildad, honestidad, empatía, reciprocidad, colaboración y apertura.

No existe un Superman 2.0 que disponga de todas estas habilidades, pero si conviene tenerlas en mente a la hora de seleccionar un profesional con un perfil 100% de Community Manager. La figura ideal es un experto integrado en el sector, que conoce su funcionamiento, los porqués y los cómos y cuenta con un buen oído y un poco de sentido común. Pero sobre todo disfruta ayudando y compartiendo con la comunidad; algo que finalmente dependerá del carácter de cada uno. ¿No es así?, ¿Consideráis que existe alguna otra habilidad que sea fundamental para desarrollar este trabajo?

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

shared on wplocker.com