Jun 7, 2013

El gran universo del Social Media… ¿hay sitio para mí también?

“El social media, como el sexo en la adolescencia, es eso que todos quieren hacer, nadie sabe muy bien cómo y cuando por fin lo prueban, tampoco era para tanto”Avinash Kaushik

Son tantas las cosas que oímos sobre Social Media, que a menudo es difícil diferenciar el mito de la verdad. Llevamos poco tiempo recorriendo este camino, pero en los dos últimos años, este término junto con el de Community Manager, han estado en boca de todos convirtiéndose en una parte esencial de la sociedad actual. ¿Pero, qué son realmente? The Social Media Guide los define como: “contenidos generados por el usuario que son compartidos online con tecnologías que promueven el compromiso, el intercambio y la colaboración”.

Sin embargo, aunque todo esto parezca llegado de la nada, y en los últimos años el término Social Media se haya posicionado en la cultura de los internautas y en el mundo de los negocios, lo cierto es que su semilla lleva germinado ya más de 40 años, desde que se mandase aquel primer mail, allá por 1971. Es decir, lo que ahora designamos como Social Media no es más que un camino, una continuidad que el hombre en su afán de ser cada vez más productivo, ha venido mejorando a lo largo del tiempo.

Lo que antes utilizábamos para hablar con amigos, para conocer gente nueva, para ligar o por qué no, para “matar” un poco el tiempo, ha ido evolucionando hasta convertirse en el deporte rey de los internautas. Hemos dejado de lado las webs y estamos utilizando las Redes Sociales para promocionar eventos, cursos, servicios o lo que nos apetezca. A día de hoy, el Social Media, se ha convertido en todo un Máster que está arrasando a nivel mundial, provocando que las empresas se rifen a un buen Community Manager, con el objetivo de llegar al público, ahorrándose los grandes costes que les suponen otros medios convencionales como la televisión, la radio o la prensa escrita.

 

 

Ahora bien, ¿Qué es lo que tiene el Social Media que nos engancha tanto?

La clave está en la interacción. Las Redes Sociales, a diferencia de las webs estáticas, nos permiten interactuar con otras personas conocidas o desconocidas, y esto es lo que nos produce ese “vicio”. Como dice Eduardo Punset, nos encanta establecer lazos, crear vínculos, buscar reconocimiento y sobre todo compartir cotilleos; y lo hacemos de modo natural, porque relacionarnos con los demás es algo que tenemos escrito en nuestro ADN. La sociabilidad forma parte de la especie humana y al fin y al cabo más que engancharnos, las redes nos hacen falta. Y hoy, pertenecer a esta “manada” es más fácil que nunca. Las tecnologías digitales nos ponen en bandeja cubrir esta necesidad, ampliar nuestros horizontes sociales, conectar con el mundo…

Entonces, ¿por qué no usar todo este potencial para conectar con mi público objetivo desde mi empresa?

La gran traba, es que podemos encontrar clientes que no entienden aún la importancia de las Redes Sociales. A menudo se piensa que estar “metido” en Redes Sociales, es abrir un Facebook y no se ve más allá, no se ve una rentabilidad. ¿Cómo le explicas a un cliente que esto es mucho más? Son numerosos los argumentos que podemos ofrecer, pero también, y en ocasiones lo que mejor funciona es respaldarnos con los innumerables casos de éxito que se llevan cosechando hasta la fecha. Muchas personas, piensan que esto del Social Media es para empresas del tipo de Coca-Cola. Empresas grandes, establecidas y con un colchón económico detrás. Pero nada más lejos de la realidad, por primera vez, este tipo de comunicación es igual para todos. No importa el tamaño que tenga nuestra empresa, no se nos va a medir por eso, sino por cómo seamos capaces de comportarnos y de ingeniárnoslas dentro de este nuevo universo.

Hace unos años, las empresas eran reticentes a entrar en internet, no entendían porque era necesario crear una web y sin embargo, poco a poco fueron pasando por el aro. Actualmente, eso no es suficiente y la duda vuelve a surgir.

¿Y esto para qué?

Tener presencia en Redes Sociales, no es una opción, sino una buena elección. Debes estar allí dónde te demanden tus clientes, allí dónde esté la competencia; y por supuesto junto a las exigencias del mercado. ¿Aún no te convence? Pues mira a tu alrededor. Un mercado, gobernado por las nuevas tecnologías, dónde la voz del usuario ha dado la vuelta al mundo sin salir de su casa… Todo ha cambiado. No puedes ir en contra de la corriente, ya que tu mercado no lo hará.

Así que no te quedes mirando y aprovecha las estrategias de fidelización y comunicación que este nuevo consumidor 2.0 o “consumidor social” te ofrece y olvida que las Redes Sociales son para vender, céntrate en crear una sólida comunidad, el resto ya llegará solo.

¿Y tú, te atreves a formar parte de este universo?

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

shared on wplocker.com